Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 4:19 minutos aprox.

Si no pones pasta no esperes que un business angel lo haga por ti

Si no pones pasta en tu proyecto empresarial no esperes que otro lo haga por ti

Ya será raro que un business angel invierta en un proyecto en el que el emprendedor o equipo promotor no pone de su propio bolsillo.

¿Qué opina el business angel?

Para el business angel la lectura es que el emprendedor no está suficientemente comprometido, o por lo menos no tanto como para invertir en su startup.

Pero ¿que hago si no tengo pasta?

A menudo emprendedores se justifican diciendo que desgraciadamente no disponen de fondos para aportar al proyecto, pero eso no es excusa para llegar hasta un potencial inversor con las arcas vacías.

Es decepcionante y muy duro, pero esto de emprender no es justamente barato.

Según el informe GEM  el capital medio que invirtieron los emprendedores para poner en marcha iniciativas empresariales (de todo tipo y en el 2012) fue de 18k€, a todas luces insuficiente.

Sinceramente, arrancar empresas requiere mucha más inversión.

Cuando hablamos de startups innovadoras, las cantidad suben considerablemente (no he encontrado datos disponibles por sector) pero es lógico pensar que para operar en entornos de extrema incertidumbre con productos y/o servicios innovadores, los esfuerzos de todo tipo, incluidos los financieros son sustancialmente superiores.

Antes de dirigirte a potenciales inversores o business angels intenta por todos los medios involucrar y liar en el proyecto a todo el que te sea próximo o accesible, si no dispones de muchos ahorros tu opción es buscar la pasta debajo de las piedras, acude a las famosas 3f’s y ve consiguiendo apoyos para tu proyecto, ganarás en credibilidad.

Pero ojo, no nos volvamos locos, antes de salir a la calle a pedir pasta a todo lo que se mueve y de exprimir – granjearte el beneplácito de algunos de tus familiares y amigos, analiza detenidamente las necesidades reales para los próximos meses antes de estar preparado para una potencial inversión por parte de un business angel.

Una vez recogidos los primeros fondos, ponte a trabajar el mercado y a desarrollar con lo mínimo imprescindible una pequeña muestra de lo que en un futuro será un producto por el que la gente esté deseosa de pagar con gusto.

Prueba a pequeña escala si lo que te traes entre manos tiene sentido en el mercado.

Hazlo desde una perspectiva completamente espartana estira al máximo cada euro que han depositado en ti y aproxímate a los business angels con datos que demuestren que tu empresa puede ser un gran negocio.

Conclusión

Ni se te ocurra dirigirte a los business angels o cualquier otro operador de capital riesgo con una mano delante y con otra detrás, muestra evidencias de que puede ser un buen negocio, que has llegado a esas conclusiones gastando lo mínimo imprescindible y que ya llevas invertidos en el proyecto x miles de euros.

El business angel inmediatamente captará lo que eres capaz de hacer con su pasta y si le gusta, puede haber acuerdo de inversión (deal)

…y recuerda que tu primera fuente de financiación deben ser tus propios clientes, de éstos ten muchos y muy buenos.

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad