Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 5:17 minutos aprox.

Emprendedor, equipo y crecimiento: Combinación mortal

Equipo crecimiento en la startup

Las startups se enfrentan a la incesante presión para crecer lo mas rápido posible, al business angel igual que al resto de socios de las startups, le gusta que las empresas crezcan.

Es en este momento donde se manifiesta la metamorfosis, la crisálida se convierte en una bonita mariposa que todos quieren cazar.

El cambio de startup a empresa ya es una realidad, el modelo está validado y empieza el crecimiento.

La amenaza de los que vienen (o pueden venir) por detrás, debido a la rapidez y la virulencia con la que operan, hacen que a menudo se descuide el crecimiento sostenible y disciplinado.

Crecer a toda costa en detrimento de un crecimiento ordenado puede precipitar a la empresa a lo más oscuro del averno. Coger masa crítica en muchos casos es una estrategia perfectamente válida, cada cual, que se lo mire.

Para crecer hay que atender muchos factores, en mi opinión uno de los más críticos sin duda alguna son las personas, si atendemos a la Ley de Packard:

«ninguna empresa puede hacer crecer sistemáticamente sus ingresos más deprisa que su habilidad para hacerse con las personas mas adecuadas para implementar dicho crecimiento y aún así alcanzar la excelencia».

reclutar equipo competente y comprometido es crítico.

Para construir una empresa de éxito el emprendedor se ha de asegurar de que sólo se enrolen para la travesía las personas adecuadas y que en tierra se hayan quedado las que no lo son.

Hay que asegurarse de que en los puestos clave están dispuestas las personas idóneas, antes de averiguar hacia dónde se quiere dirigir el barco.

«La disminución de personas adecuadas en puestos clave, produce boquetes por debajo de tu línea de flotación» (compártelo en twitter)

Acertar al elegir quien debe ocupar los puestos clave, no es sencillo, pero puede servir de ayuda:

1.- La alineación con la cultura empresarial

Los candidatos idóneos comparten los valores esenciales de la cultura empresarial, empresas exitosas crean culturas casi de culto, Tony Hsieh  (Zappos) es una muy buena muestra (antes de abrazar la holacracia ;)

No hay ninguna fórmula mágica para encontrar personas que compartan nuestros valores esenciales, contrataremos a personas que muestran cierta predisposición y luego no las dejaremos escapar.

2.- Motivación, supervisión y responsabilidad

Los candidatos idóneos emanan motivación, son tremendamente productivos y no hace falta estar detrás de ellos dirigiéndolos, les llena hacer las cosas lo mejor posible, forma parte de su patrón genético.

Saben que lo suyo no es un trabajo, es una responsabilidad. cumplen perfectamente con sus obligaciones, hacen lo que dicen, sin más. Son energía y garra.

3.- Pasión y humildad

Sienten pasión por la empresa y por su trabajo, sienten los colores, en definitiva, tienen un nivel de «engagement» excepcional, «nada mágico ocurre si no hay pasión».

Además muestran una sensibilidad especial por los éxitos y los fracasos, cuando las cosas van «viento en popa a toda vela» no hinchan pecho como los palomos o se cuelgan los galones, atribuyen el mérito a otros factores externos y a otras personas.

Sin embargo cuando hay tempestades, la navegación es errática y no se adoptan decisiones correctas, no echan la culpa al mal tiempo o a otras personas, entonan en «mea culpa».

Conclusiones

El crecimiento disciplinado hace más robusta la compañía y la incorporación del equipo es imprescindible para crecer con garantía.

Un emprendedor no puede crear una empresa genial, sin la ayuda de nadie, sin embargo un emprendedor inadecuado, investido de poder puede, casi sin ayuda de nadie, hundir una bonita empresa.

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

4 comentarios

Pedro Bisbal
Pedro Bisbal | 2014-03-12 23:36:56

Gracias Daniel por tus apreciaciones, como bien dices, no es nada sencillo encontrar el equipo idóneo, equilibrado y comprometido que pueda ejecutar con garantía.

Daniel Tomás
Daniel Tomás | 2014-03-12 06:50:28

Lo que dices es fundamental: Pensar en la misma dirección, Estar igualmente motivado, Ser apasionado y humilde, ... Yo añadiría -Ser crítico, analítico y sincero. Soy consciente de lo duro que es encontrar un gran equipo. De los posibles errores que te pueden abocar al fracaso si quieres manejar una nave demasiado grande y sin recibir inputs de valor. Desde luego, como has dicho Pedro, compartir los valores, ser productivo, responsable y demostrar garra, y seguir apasionado para remar juntos con más fuerza para llegar a puerto, son cualidades imprescindibles. Paciencia y mucho ojo, es lo que necesitamos los "creadores de equipo". Veo que te gusta el Mar.... Excelente post. Nos vemos en Forinvest. Saludos.

Pedro Bisbal
Pedro Bisbal | 2014-03-09 08:58:39

Estimado Roberto, gracias por tu aportación, un golpe de timón y tomar nuevos rumbos rápidamente es un privilegio para muy pocos dada su estructura... respecto al proyecto, depende de la situación en la que se encuentre, si, puede seguir siendo proyecto, te esperamos a ver si podemos ayudar. Un saludo

Roberto Cubells
Roberto Cubells | 2014-03-06 22:45:30

Gran reflexión y varias reglas interesantes, pero como todo en la vida las reglas sólo se aplican a un estrecho foco. Gracias que hay muchos más negocios que se nos escapa a la conciencia. Un negocio personal dónde sólo intervenga una persona controlando después de un buen trabajo de ingenieros y una excelente máquina es más que viable. Y por mucho que crezca rápido si día a día nota, analiza y sopesa las embestidas de las acciones incorrectas sólo tiene que girar el timón y Wala! El marinero de una buena embarcación está curtido en la batalla, se trata de seguir siendo de espíritu pequeños aunque crezcas a la velocidad de la luz, si algo va mal lo detecta de esa forma y encauzado en cero como cinco segundos... Saludos pronto nos vemso en CVBAN con mi proyecto o eso espero... , por cierto proyecto que ya está en marcha hace 5 años se le puede seguir llamando proyecto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad