Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 4:20 minutos aprox.

Levantar una ronda ¿es tener éxito empresarial?

Cerrar o levantar una ronda no significa tener exito empresarial

Definir éxito puede resultar muy complicado, según la RAE éxito es el resultado feliz de un negocio, actuación, etc.

Día si, día no, nos llegan por distintos medios noticias sobre el cierre de operaciones de inversión en startups por parte de business angels, para la mayoría de los agentes y emprendedores cerrar una ronda de inversión supone un sonado éxito.

Creo que definir como gran éxito el cierre de una ronda de inversión (sea cual sea su cuantía), no es del todo acertado.

una ronda no garantiza el éxito empresarial

Según esto, si no se consigue cerrar una ronda ¿se ha fracasado? o ¿no se ha tenido éxito?

Para mí, cerrar una ronda no es un éxito per se, es un hito en el viaje hacia el verdadero éxito, «el éxito empresarial»

Definir éxito empresarial tampoco es sencillo pero podríamos hacer una aproximación diciendo que es:

la consecución de un conjunto de acciones orientadas a maximizar el valor para los accionistas

Que en definitiva es el motivo principal por el cual se crean todas las empresas, aunque a veces se nos olvide.

Desde la óptica del emprendedor éxito puede que sea conseguir que la beta o el prototipo funcione razonablemente bien, conseguir una patente, canalizar valor a sus clientes, identificar un buen motor de crecimiento, o incluso, levantar una ronda de inversión.

Sin embargo para el business angel éxito significa obtener unos rendimientos al capital invertido. Y el nivel de éxito vendrá determinado en función de cuanto mayor sea el multiplicador o la TIR obtenida.

Y en medio de los dos está el éxito empresarial, emprendedor y business angel han de estar alineados en la consecución de este éxito empresarial, para ello tendrán que definir los objetivos y ponerse a trabajar para conseguirlos.

Conclusiones

Cada cual define su éxito en función de sus objetivos, pero si hablamos de éxito empresarial, quizá no deberíamos darle tanta importancia al cierre de rondas y si deberíamos dársela a la consecución de esos logros que hacen que la empresa esté cada vez más cerca de conseguir ese ansiado éxito empresarial, tales como:

  • Incremento del número de clientes
  • Pequeñas mejoras en los márgenes
  • Optimización de los períodos medios de maduración
  • Mejora en los niveles de facturación
  • Incremento de los mercados en los que se opera

Para los que estamos en esto de generar ecosistema de inversión privada en startups en España, compartimos la visión de éxito del business angel.

Decimos que nos hacen falta más casos de éxito, que si tuviésemos unas cuantas salidas más, se podría despertar el interés de otros tantos potenciales inversores.

Para nosotros el éxito significa muchos éxitos de distintos business angels.

Lo que si es cierto es que sería un éxito que hubiesen más inversores privados o que hubiesen más casos de éxito…vaya lío, en cualquier caso, define lo que significa éxito y ponte a trabajar para conseguirlo.

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad