Noticias

Información, novedades, metodología, estudios, herramientas, reflexiones... aquí encontrarás multitud de contenidos sobre el mundo del emprendimiento e intraemprendimiento, sobre las empresas de nueva creación, las startups y las spinoffs. Desde la inversión privada y la figura de los business angels hasta habilidades de los emprendedores tales como productividad, negociación, branding, marketing, finanazas o comunicación. 100% libre de grasa ¡Larga Vida a las Startups!

Tiempo estimado de lectura 4:56 minutos aprox.

Cada vez que un emprendedor dice que no tiene competencia, un ewok muere

Startups sin competencia

Las lunas de Endor en breve dejarán de estar pobladas de humanoides rechonchos si los emprendedores se empeñan en seguir buscando ese producto o servicio que triunfará como el coca-colo en mercados inexistentes o completamente vírgenes.

Sobre esto hemos hablado largo y tendido, mi amigo Javier Megias te proporciona aquí una maravillosas pautas, buscar ese entorno de no competencia, ese océano azul donde tienes un inmenso caladero en exclusiva, es a la par magnífico y arriesgado.

Tener competencia no es malo, lo malo (y tremendamente mediocre) es no aportar nada respecto a lo que hace la competencia, absolutamente nada, ni un sólo aspecto diferencial, ni una mínima experiencia significativa, ni una exigua percepción excepcional.

Puede que hace una década el «bueno bonito barato» sirviese pero hoy o lo eres o es el propio mercado el que te tira fuera, hoy necesitamos que tengas ese algo especial en producto o servicio, percepción, experiencia o imagen, que haga que la gente, potenciales clientes, estén deseosos de vaciar sus bolsillos para consumir tu propuesta.

Pero no nos pasemos que siempre nos liamos a buscar algo tan excepcional que no exista todavía como si fuese una garantía de que la gente se va a volver loca haciendo colas para ser el primero en tener «nuestra joya», nada más lejos de la realidad.

Yo siempre lo he dicho:

«del océano azul al pozo ciego sólo hay un paso»

La experiencia y la ceguera del emprendedor

Déjame que te cuente el otro extremo, el que, en nuestra ceguera como emprendedor, no nos permite ver la realidad.

No se si he comentado en alguna ocasión que tengo un «máster en fracaso empresarial» de ocho años, tenía un bonito negocio de venta y distribución de camisas y de corbatas con dos puntos de venta en Valencia.

La particularidad del negocio era:

  1. más corbatas en los puntos de venta que el propio El Corte Inglés
  2. modelos limitados a tan sólo cuatro unidades por color y diseño
  3. producción italiana
  4. y el precio… ah amigo, el precio era excepcional, por debajo incluso que las prendas del grupo Inditex.

Estaba completamente convencido de que mi negocio triunfaría entre los ejecutivos como hoy las pulseras de monitorización lo hacen entre los aficionados a correr (hoy runners ;-) y lo más importante de todo, estaba convencido de que no tenía competencia real, o al menos que nadie podía hacerme sombra ya que nadie tenía como yo más de 1.500 corbatas en cada punto de venta, nadie se cuestionará irse a otro sitio a comprar corbatas…

Para hacérselo mirar ¿verdad?

Pues lo que vemos hoy en presentaciones de proyectos a business angels no dista mucho de lo que te acabo de contar, bien sea desde la posición del océano azul o bien desde la ceguera del emprendedor, hoy muchos emprendedores aún dicen que no tienen competencia y que se van a comer el mercado (caso en el que exista).

Ambas situaciones son demoledoras para la credibilidad del proyecto (y para la superviencia de Star Wars)

Es nuestra naturaleza, y es que los emprendedores tenemos un vicio horrible:

Hacemos de nuestra necesidad una necesidad de mercado y nos cegamos ante la evidencia.

Existe competencia y es bueno que exista, significa que hay mercado, otra cosa distinta es:

¿Por qué te van a elegir a ti y no al de al lado?

Comunidad ¡Larga Vida!

(recibe material extra)

1 comentarios

Viveros de Empresa de Toledo
Viveros de Empresa de Toledo | 2015-01-31 16:10:52

Siempre hay que analizar todo y tener una visión global, tanto de la competencia como de la propia empresa, La ilusión es genial pero siempre hay que mantener los pies en la tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2015 Pedro Bisbal Todos los derechos reservados / Política de privacidad